08 Jun

¿Cómo es el sistema financiero en Lovetopia?

Definir las estructuras de un sistema financiero renovado puede aparentar difícil. Pero en Lovetopía lo han conseguido con facilidad. La base de todo el sistema lovetopiano es reconocer el dinero como un instrumento que facilita el intercambio entre las personas y no como un vehículo de acumulación de riqueza. La principal diferencia, dicha en otros términos, es que el dinero se pone al servicio de las personas y de la vida para dejar de ser un instrumento de poder.

Aunque son muchos los matices, a continuación presento los principales ejes del sistema financiero y bancario de Lovetopía. Por supuesto, mi única intención es apuntar en la dirección correcta. Nada más lejos de mi intención definir de manera exhaustiva los cientos  de matices que incluye y las implicaciones del proceso de cambio.

Aquí vamos. A continuación, las principales novedades del sistema financiero de Lovetopía:

  1. El sistema bancario es totalmente público y digital. En un mundo digital el 100% de las transacciones tienden a ser electrónicas, no tiene ningún sentido mantener el monopolio del dinero en manos privadas, es decir, en manos de los bancos. El dinero, hoy por hoy, es una simple anotación electrónica en el sistema bancario. No hay más complejidad. Y dejar esto en manos privadas es contrario al bien común y sólo construye en beneficio de los bancos porque cobran comisiones o intereses de manera indiscriminada e innecesaria. En Lovetopía, todo el sistema bancario es público y digital, está basado en un sistema de banca online y en un mecanismos sencillos de cobro y pago desde aplicaciones digitales.
  2. La circulación del dinero es el principal objetivo a perseguir. El objetivo tradicional de contener la inflación, sacrosanto en las economías europeas, no tiene ningún sentido cuando los ciudadanos disfrutan de inteligencia económica y utilizan el Balance del Bien Común (y no la publicidad) para tomar sus decisiones de compra, máxime cuando este balance refleja la evolución del precio medio de los productos de las empresas y prima que éste baje en el tiempo. El objetivo del sistema financiero lovetopiano es gestionar la cantidad de dinero en circulación para permitir las actividades de la economía. Además, la tradición lovetopiana favorece que aquellos que tengan éxito en los negocios reviertan sus beneficios en depósitos en la banca pública o en fundaciones que promueven la cultura y la educación.
  3. La soberanía monetaria se recupera y adoptan una nueva moneda: el "cor". Cualquier que haya estudiado algo de economía sabe que los gobiernos cuentan sólo con dos grandes líneas de actuació política en materia económica: la política monetaria y la política fiscal. No voy a entrar en disquisiciones en profundidad, pero basta con entender que gestionar la economía sólo con una es como jugar cojo a cualquier deporte. En Lovetopía han recuperado la gestión de la política financiera y manejan la economía con una moneda que sirve a los intereses de la sociedad. Dicho de otro modo, han abandonado el euro y las instituciones monetarias europeas y gestionan sus finanzas poniéndolas al servicio de las personas y de la vida.
  4. La moneda funciona de manera electrónica. La moneda en papel tiene dos desventajas clave. Por un lado, facilita las bolsas de dinero negro. Por otro lado, el control del dinero en circulación en la economía se realiza de manera muestral, pues se desconoce cuánto dinero se queda aparcado en ahorros o sale del país o alimenta sectores ilegales de la economía (como la prostitución, las drogas y la corrupción política). Adoptando la moneda electrónica, el control de la cantidad de dinero en circulación se consigue en tiempo real y la transparencia es absoluta. La única limitación sería la disponibilidad de dispositivos digitales portátiles, pero eso creo que todos estaremos de acuerdo, hoy por hoy ya está fuera de debate y se puede subsanar con facilidad.
  5. El crowd-funding es el mecanismo de financiación por excelencia. La financiación tradicional se concibe desde el endeudamiento. Sin embargo, en una sociedad digital, la financiación colectiva a través de sistemas de crowd-funding, máxime si es la principal alternativa de financiación, tiene mucho más sentido. Los riesgos de la inversión se evalúan desde el atractivo que ésta tenga para el ciudadano y los riesgos económicos se redistribuyen. En Lovetopía ha dicho adiós a la deuda y a los departamentos de análisis de riesgos de los bancos. Al mismo tiempo, han reconvertido las oficinas bancarias a pie de calle en exposiciones a las que acudir para descubrir qué solicitudes de financiación colectiva (o crowd-funding) están abiertas y convenir si apoyarlas o no.
  6. Las bolsas y los mercados financieros desaparecen. En Lovetopía, la propiedad de las empresas está limitada a los trabajadores que, en realidad, no son sólo trabajadores sino trabajadores socios. Además, el monopolio del dinero es público y la política económica la localización de la actividad en municipios, evitando muchas de las innecesarias grandes empresas y dando pie a multitud de pequeñas empresas. En este contexto, las bolsas y los mercados financieros nacionales, que sólo permiten el intercambio de la propiedad, desaparece.
  7. El éxito se materializa en reconocimiento social. Hombres y mujeres de Lovetopía escogen qué hacer con sus vidas desde el amor por la actividad y su contribución al bien común. Iniciar una actividad simplemente porque permite ganar mucho dinero lo consideran cosa de un pasado bárbaro. El éxito, según la cultura lovetopiana, se alcanza cuando tus propuestas tienen una aceptación masiva y recibes el reconocimiento  y el amor del prójimo. Nada de amasar grandes fortunas como el tío Gilito, innecesarias por cierto cuando el miedo social desaparece. Pero esto lo dejamos para otro post.

Por supuesto, entender el sistema financiero y su funcionamiento es realmente difícil considerando únicamente, valga la redundancia, el funcionamiento del sistema financiero. Como cualquier sistema social, es sólo una parte de un todo mayor que es la sociedad. Imposible entenderlo sino tienes en cuenta la economía, la política, la tecnología, los productos, la educación, la vivienda, las empresas, las universidades, la investigación, la cultura de emprendimiento, etc… Además, imagino que hay muchas preguntas que se quedan abiertas de repente ¿Qué pasa con la deuda del Estado? ¿De dónde sale esa banca pública? ¿Y la deuda hipotecaria? ¿Cómo se las apañan para salir del euro? ¿No hay billetes ni monedas? ¿Quién ha diseñado el entorno digital? ¿Dónde empieza la educación económica de los ciudadanos?

Si quieres una respuesta fácil a todas estas preguntas y muchas otras… o algo más importante, si quieres visualizar cómo funcionaría una sociedad así, sin duda, tienes que adentrarte en Lovetopía ¿Te atreves? ¡Feliz viaje!

- CARLOS GOGA

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más infomación aquí.